martes, 5 de mayo de 2009

1/5/2009 - Pamplona-Saint Jean Pied de Port

El momento ya ha llegado: es 1 de mayo y, tal y como estaba previso, nos vamos a Saint Jean Pied de Port. A las 11 de la mañana, con el coche cargado con las bicis y las alforjas, vamos a buscar a mis padres. ¡Nos vamos! Evitamos ir por Erro y Mezquiriz porque mi madre se marea,´así que vamos por Aoiz y por el precioso valle del Urrobi. Esta carretera merece una visita en bici. Pasamos Roncesvalles y llegamos al Puerto de Ibañeta. En el alto están bien enganchadas las nubes (como es habitual). Comenzamos a bajar y a medio puerto vemos cómo una bicigrina va andando, empujando la bici. ¡Ojalá llegue arriba bien! Esa imagen nos da para pensar qué tal se nos va a dar a nosotros el puerto. Hemos decidido que vamos a hacer este tramo íntegramente por la carretera. Llegamos a la Navarra de Ultrapuertos. Saint Jean Pied de Port nos recibe nublado y frío. Hay muchísimos peregrinos por todas partes. Descargamos las bicis y nos vamos al hotel Ramuntcho donde vamos a pasar la noche. Nos dan la llave y guardamos las bicis en el garaje.



Buscamos un sitio para comer todos juntos. Tras la comida, vamos a la oficina del Peregrino y ponemos el primer sello a nuestras credenciales. Rubén consigue que le pongan un sello en la mano.


Subimos hasta la Ciudadela de Vauban, desde donde hay unas estupendas vistas del pueblo y de los montes... cuando no hay nieblas. Mis padres y Rubén se vuelven en el coche a Pamplona y, por fin, nos quedamos solos. No hace un tiempo como para estar paseando, así que descansamos un poco en el hotel y a horario francés nos vamos a cenar. Así que, como hay que estar descansados, pronto a la cama.

Mañana comenzamos a pedalear. ¡Buen camino!

No hay comentarios:

Publicar un comentario